Category Archives: Rayos de Luz

Nuevo Año 2016

Año Nuevo

Por el Obispo Daddy John (Diciembre 1943)

El Año Nuevo que Dios dio a Israel no era una fecha, sino siempre la primera luna nueva de Octubre.

El hombre ha arreglado su calendario nombrando el día primero de enero como el día de su Año Nuevo.

En cuanto a mi concierne, el Año Nuevo mío es el 8 de junio.  La fecha en que mis pecados fueron perdonados y el Espíritu Santo vino sobre mí, entro en mí, me tomó y es El que está gobernando mi vida.

Eso fue cuando “todas las cosas viejas pasaron y todas las cosas fueron hechas nuevas”.  Las cosas viejas en verdad pasaron; aun mi carácter se cambió, el hombre viejo no fue conocido más.

Yo puse un anuncio en mi establecimiento de negocio en la calle Habana No. 73 que decía: “Todo lo que tengo pertenece a Dios”.  Vendí todo y me hice un “discípulo de Cristo”, seguidor del Cordero, y me fui a trabajar en Su viña; nada para mí, sino todo para Dios sin sueldo o ingreso de alguna clase, viviendo enteramente por fe en mi Dios.  He viajado ocho países y territorios esforzándome en hacer las obras de Cristo como creyente, Jn. 14: 12. No tengo otro negocio ni otro dios a quien servir.  Es un bendito Año Nuevo para mí, y yo quisiera que todos vinieran bajo la misma bendición.

Si usted lo desea, entonces busque “primeramente el reino de Dios y Su justicia, y todas estas cosas le serán añadidas”, Mt. 6: 33.  Este es el primer deber del hombre, y realmente; ¿Qué más necesita el hombre?  Que “ninguno busque su propio bien, sino el del otro”.

Yo he orado por más de doce mil enfermos y afligidos aquí en Cuba sin costo ninguno para ellos.  Jesús y sus discípulos no cobraron nada por ninguno de sus servicios, ni tampoco nosotros.  Y el gozo que hay en ese servicio el dinero no lo puede comprar.  En verdad las cosas viejas pasaron.  Es un Año Nuevo para mí.  ¡Ojala que todos pudieran participar de esto!  El gozo más grande que se encuentra en este mundo es en el servicio del Señor; haciendo la voluntad del Padre; en el reino de Dios.

Todos están en el reino de Satanás mientras no sean recibidos en el reino de Dios.

Todos son hijos del Diablo mientras que no hagan el cambio; mientras que las cosas viejas no pasen y todas las cosas lleguen a ser nuevas.  Mientras no tengan un Año Nuevo, obteniendo la victoria sobre todas las cosas del mundo; “porque todo aquello que es nacido de Dios vence al mundo” 1 Jn. 5: 4.  “El que hace pecado es del diablo” 1 Jn. 3: 8.

Conozca su condición perdida, arrepiéntase y ore que puede tener “Un Año Nuevo”, que llegue a ser una realidad en su vida, y podamos en verdad decir: ¡Feliz Año Nuevo!